BIENVENIDOS

Este blog ha sido creado para que todos los docentes y no docentes latinohispanos puedan acceder, comentar y compartir ideas y recursos útiles sobre educación.

"Nadie educa a nadie; nadie se educa solo; los hombres se educan entre si, mediatizados por el mundo."
Paulo Freire

Seguidores del Blog

viernes, 15 de junio de 2012

Los buenos Padres alimentan el cuerpo, mientras que los padres brillantes alimentan la personalidad

Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar en sus hijos: seguridad, capacidad de liderazgo, de reflexi6n, coraje, optimismo, la superación del temor y la prevención de conflictos.



Los buenos padres cuidan la alimentación física de sus hijos y los estimulan a llevar una dieta saludable; los padres brillantes van más allá. Saben que la personalidad necesita una excelente nutrición psíquica, de modo que se preocupan por el alimento que enriquece la inteligencia y las emociones.
Una familia estructurada solía ser una garantía de que los niños desarrollarían una personalidad saludable. Hoy en día, los buenos padres están criando hijos ansiosos, enajenados, autoritarios y angustiados. Muchos hijos de médicos, de jueces y de hombres de negocios enfrentan graves conflictos. ¿Por qué padres inteligentes y saludables han visto que sus hijos se enferman?
¿Por qué la sociedad se ha vuelto una fábrica de estrés? No tenemos control sobre el proceso de formación de la personalidad de nuestros hijos. Los criamos y los ponemos en contacto con un sistema social controlador en etapas muy tempranas de su vida (Foucault, 1998).
Cada día están en contacto con miles de estímulos seductores que se infiltran en las matrices de su memoria. Por ejemplo, los padres enseñan a sus hijos a ser comprensivos y a consumir solo lo necesario, pero el sistema les enseña a ser individualistas y a consumir sin necesidad.

¿Quién se queda con este botín? El sistema social. La cantidad de estímulos y la presión emocional que el sistema ejerce sobre los jóvenes son enormes. Casi no hay libertad de elección.
Ser culto, tener una buena condición económica, una excelente relación conyugal y proporcionar a sus hijos buenas escuelas no es suficiente para producir salud psíquica. Un animal puede escapar de las garras de un depredador solo si cuenta con grandes habilidades.
Prepare a sus hijos para sobrevivir a las aguas turbulentas de la emoción y para desarrollar la capacidad de crítica. Solo de esta forma podrán filtrar los estímulos estresantes y ser libres para elegir y decidir.
Los padres que no enseñan a sus hijos a ver críticamente los comerciales y programas televisivos, así como la discriminación social, los hacen presa fácil del sistema depredador.
Para este sistema, tan ético como pretende ser, su hijo es sólo un consumidor potencial y no un ser humano. Prepárelo para “ser”, porque el mundo lo preparará para “tener".

Dr. Augusto Cury

3 Escribe aqui tu comentario:

Venegas dijo...

Hola María Inés. Felicidades popr tan valiosa iniciativa. Y Gracias por compartir tus experiencias que motivan y guian a quienes nos estamos inicieando en el uso de esta herramienta. Con tu permiso deseo publicarte en mi blog.
Saludos desde Bolivia

"El Conocimiento se comparte" dijo...

Muchas Gracias!! Saludos!!

Ana Alonso dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, en especial con la última frase: Prepárelo para “ser”, porque el mundo lo preparará para “tener", es exactamente lo que creo que esta pasando con los niños.

Entradas populares