BIENVENIDOS

Este blog ha sido creado para que todos los docentes y no docentes latinohispanos puedan acceder, comentar y compartir ideas y recursos útiles sobre educación.

"Nadie educa a nadie; nadie se educa solo; los hombres se educan entre si, mediatizados por el mundo."
Paulo Freire

Seguidores del Blog

miércoles, 23 de marzo de 2011

Historia de Abuelas: "La memoria por la Verdad y la Justicia"



El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas usurparon el gobierno constitucional en la República Argentina por medio de un golpe de estado. Desde ese momento, el régimen militar, que se autodenominó "Proceso de Reorganización Nacional", llevó adelante una política de terror. La "desaparición", forma predominante a través de la cual ejerció la represión política, afectó a 30.000 personas de todas las edades y condiciones sociales que fueron sometidas a la privación de su libertad y a la tortura, y entre ellas a centenares de criaturas secuestradas con sus padres o nacidas en los centros clandestinos de detención a donde fueron conducidas las jóvenes embarazadas. 
La cantidad de secuestros de niños y de jóvenes embarazadas, el funcionamiento de maternidades clandestinas (Campo de Mayo, Escuela de Mecánica de la Armada, Pozo de Banfield, etc.), la existencia de listas de familias de militares en "espera" de un nacimiento en esos centros clandestinos y las declaraciones de los mismos militares demuestran la existencia de un plan preconcebido no sólo de secuestro de adultos sino también un plan sistemático de apropiación de niños.
Los niños robados como "botín de guerra" fueron inscriptos como hijos propios por los miembros de las fuerzas de represión, dejados en cualquier lugar, vendidos o abandonados en institutos como seres sin nombre N.N. De esa manera los hicieron desaparecer al anular su identidad, privándolos de vivir con su legítima familia, de todos sus derechos y de su libertad.
Nada ni nadie nos detuvo para buscar a los hijos de nuestros hijos. Tareas detectivescas se alternaban con diarias visitas a los Juzgados de Menores, Orfelinatos, Casa Cunas, a la vez que investigábamos las adopciones de la época. También recibíamos -y seguimos recibiendo- las denuncias que el pueblo argentino nos hace llegar, como una manera de colaborar en la tarea de ubicación de los pequeños. Este es el resultado de nuestra tarea de concientización de la comunidad.
Con el fin de localizar los niños desaparecidos Abuelas de Plaza de Mayo trabajamos en cuatro niveles: denuncias y reclamos ante las autoridades gubernamentales, nacionales e internacionales, presentaciones ante la Justicia, solicitudes de colaboración dirigida al pueblo en general y pesquisas o investigaciones personales. En años de dramática búsqueda sin pausas logramos localizar a 95 niños desaparecidos.
Para su trabajo la Asociación cuenta con equipos técnicos integrados por profesionales en los aspectos jurídico, médico, psicológico y genético.
Cada uno de los niños tiene una causa abierta en la Justicia a la que se agregan las denuncias que se van recibiendo con el correr del tiempo y que conforman elementos probatorios que determinan su verdadera identidad y la de los responsables de su secuestro o tenencia ilícita.
Para asegurar en lo sucesivo la validez de los análisis de sangre hemos implementado un Banco de Datos Genéticos, creado por la Ley Nacional Nº 23.511, donde figuran los mapas genéticos de todas las familias que tienen niños desaparecidos.
Trabajamos por nuestros nietos -hoy hombres y mujeres-, por nuestros bisnietos -que también ven violado su derecho a la identidad-, y por todos los niños de las futuras generaciones, para preservar sus raíces y su historia, pilares fundamentales de toda identidad.
Abuelas y Madres de Plaza de Mayo

La memoria nos ayuda a iluminar el presente y a generar el futuro en la vida de los pueblos y en nuestras propias vidas. La historia es memoria de la vida de los pueblos, que se fue construyendo en el tiempo, entre luces y sombras, entre el dolor y la resistencia. Argentina es sacudida y violentada por la última dictadura militar y por todas las dictaduras implantadas en América Latina impuestas a través de la Doctrina de Seguridad Nacional por los EE.UU.. Los golpes militares y sus mecanismos del terror, metodologías que llevaron al asesinato, torturas, desaparición de personas, destrucción de la capacidad productiva del país, y los miles de exiliados dispersos en el mundo, están en nuestra memoria........"

Fragmento de la Carta de Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, con respecto al 30 aniversario del golpe militar.

“Recordar”, del latín recordis, “volver a pasar por el corazón”.
Eduardo Galeano

El que sigue es un hermoso ejercicio de memoria para realizar con los alumnos.  Es cuestión de hacer, como dice Galeano, que las cosas bellas y también las dolorosas vuelvan a pasar por el corazón.

Cristian tiene 10 años y nos hizo una extensa lista de las cosas que él NO QUIERE OLVIDAR, que desea tener guardadas por siempre en su MEMORIA.

Quiero recordar siempre, dijo Cristian;
  • El nombre de mis amigos, de todos mis amigos.  Los del barrio y los de la escuela. 
  • El día que se me cayó el primer diente mientras comía un sanguche de chorizo.
  • El primer día de clase cuando quería que mi mamá no me soltara nunca de la mano.
  • El abrazo de mi abuela Julia cuando vuelvo de la escuela.
  • El olor a tostadas, a guiso de lentejas, a pan casero y torta de naranja.
  • La primera vez que pasé a la bandera y casi se me salía el corazón de la emoción que tenía.
  • El nombre del barrio y la calle donde vivo.  También el número de mi casa y el teléfono de la vecina.
  • Mi cumpleaños número 6.  ¡¡Fueron todos mis compañeros!!!!
  • La voz de mi señorita Fernanda cuando nos contaba un cuento.
  • El viaje a la montaña con mi papá, mi mamá, mis tíos y mis primos.
  • Las tablas de multiplicar.
  • El campito donde jugamos a la pelota con los chicos cuando salimos de la escuela.
  • El Himno Nacional.
  • El programa del Chavo cuando se juntó toda la vecindad a festejar la nochebuena.
  • El día que encontré un pájaro tirado con las alitas rotas y lo cuidé hasta que pudo volar.
  • El beso que le di a mi abuelo antes de que se fuera para siempre.

Es importante trabajar con los chicos sobre experiencias de la vida cotidiana y explorar en los recuerdos para recuperar universos significativos y hacerlos presencia, socializarlos con el colectivo social.

De este modo, aparecerán situaciones reveladoras de la vida de los niños que permitirán a los maestros conocerlos mejor y comprenderlos desde los ordenamientos de sus vidas cotidianas.


  Para seguir haciendo memoria:

Fuente:
  • http://www.abuelas.org.ar/institucional.php?institucional=historia.htm&der1=der1_hist.php&der2=der2_inst.php
  • http://www.docente.mendoza.edu.ar/actos/marzo/memoriaactiva/index.htm



1 Escribe aqui tu comentario:

Casio dijo...

Excelente aporte! Memoria y Justicia! Felicitaciones!

Entradas populares